Entrevista a Manuel de Juan, Director del Instituto de Ciencias Forenses y de la Seguridad de la UAM (ICFS) «La UAM es hoy en día el centro de referencia nacional para la investigación en Ciberseguridad»

La Universidad Autónoma de Madrid (UAM), la Fundación de la UAM, y la empresa de seguridad S21sec acaban de firmar el convenio para la creación de la Cátedra UAM-S21sec de Ciberseguridad y Ciberinteligencia, que fomentará la docencia y la investigación en estas dos áreas de conocimiento. Además, el pasado 23 de abril vio la luz en Centro Nacional de Excelencia y Ciberseguridad de la UAM, impulsado por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y avalado por la Comisión Europea.


Hemos conversado con Manuel de Juan, impulsor de ambos proyectos y Director del Instituto de Ciencias Forenses (ICFS) de la UAM, entidad a la que están vinculadas tanto la Cátedra como el CNEC.


¿Qué instituciones están implicadas en el recién inaugurado Centro Nacional de Excelencia en Ciberseguridad?


La iniciativa surge a raíz de un convenio firmado en 2010 con el Ministerio del Interior, y está impulsado por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y avalado por la Comisión Europea. Todo esto confirma que la UAM es hoy en día el centro de referencia a nivel nacional para la investigación en Ciberseguridad, y también un referente a nivel internacional.


CNEC INAUGURACION ABRIL 2013


¿Qué supone que esté avalado por la Comisión Europea?


La Comisión Europea avala este proyecto a través del programa ISEC (Prevención y Lucha Contra el Crimen) de la división de Home Affairs. Uno de los objetivos de este programa es dotar a los Estados Miembros con ayudas para la creación de Centros de Excelencia en Ciberseguridad. Además, El pasado 7 de febrero, la Comisión Europea, publicó una estrategia de ciberseguridad sobre la seguridad de las redes y de la información (SRI). Dentro de esta propuesta, se define como una de las prioridades el establecimiento de una política internacional coherente del ciberespacio en la Unión Europea.


El hecho de que esté avalado por la Comisión Europea lo supone todo, porque nos conecta con los otros centros de los países miembro y permite la articulación de una estrategia global contra el cibercrimen, algo que es indispensable. Hoy en día, un delito que ha tenido lugar en Murcia puede tener su origen en Polonia o Lituania.


¿Por qué la ciberseguridad se ha convertido en un asunto capital para los Estados?


La ciberseguridad se ha convertido la principal preocupación para las personas y las instituciones en materia de seguridad. Se trata del mayor problema que tenemos porque es dónde se organiza el terrorismo y el crimen organizado.


¿Por qué la creación de este centro supone un avance significativo en la lucha contra el cibercrimen?


Por la dimensión internacional que hemos comentado, y porque además, lo que permite un centro de estas características es asegurar que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad reciban una formación similar en todos los países. Además el Centro permite un punto de encuentro entre la empresa privada, la academia y los organismos oficiales, lo que resulta muy beneficioso para avanzar en un área como la de la ciberseguridad, sometida al avance tecnológico constante. El Centro Nacional de Excelencia en Ciberseguridad (CNEC) permite investigar sobre tecnologías de la seguridad y de la información muy punteras, ligadas a la inteligencia digital. Esto es crucial para un tipo de delitos en los que las distintas formas de comisión de los mismos evolucionan a la par que la tecnología.


¿Qué tipo de actividades va a propiciar la Cátedra UAM-S21sec de Ciberseguridad y Ciberinteligencia?


Se trata de una Cátedra adscrita al Instituto de Ciencias Forenses de la UAM y en colaboración con la Escuela Politécnica Superior de la UAM. Va a propiciar la investigación y la docencia desde una perspectiva multidisciplinar, porque realmente una materia como la Ciberseguridad pone en juego muy distintos saberes. Por ejemplo, se ha llevado a cabo recientemente una investigación para la consecución de detectores de personalidad a través de comportamientos en la red, y en este trabajo han colaborado tanto informáticos como psicólogos.


¿Cuál es su opinión sobre la colaboración de la Universidad con instituciones públicas y privadas?


Esta colaboración es muy importate. La Universidad no tiene que ser una isla. A parte de su propia vocación de excelencia académica, tiene que tener una vocación de servicio a los demás. Una universidad como la UAM cuenta con un potencial enorme en formación e investigación que debe de alguna manera llegarle al ciudadano. Además, cuando se está produciendo esa colaboración, como en el caso del CNEC y de la Cátedra UAM-S21sec, se crean verdaderos clusters que permiten muy buenos resultados. Soy un firme defensor de lo público, pero debe estar sostenido por la financiación privada, y las empresas deben también beneficiarse de lo público. Además, los fondos que la Universidad consigue son reinvertidos en investigación, lo que permite el avance del conocimiento.

Ciudad Universitaria de Cantoblanco

Calle Einstein 13, Pabellón C, 2ª Planta. 28049 Madrid  |  Ver mapa  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad

2018 © Fundación de la Universidad Autónoma de Madrid.